Vestidos de novia para bodas civiles

publicado en: Boda civil, Vestidos de Novia | 0

Los matrimonios por civil se han postulado en los últimos años como alternativa a las bodas tradicionales o por la iglesia, por lo que todo lo que concierne a los preparativos también se ha adaptado a una modalidad emergente de enlace que cada vez cuenta con más adeptos y en este punto, los vestidos de novia no son una excepción.

Una de las principales preguntas que se plantean las mujeres a la hora de elegir un vestido de novia para una boda civil es hasta que punto pueden innovar o si pueden utilizar un traje clásico, no obstante, una de las ventajas de celebrar un matrimonio por lo civil es evitar ciertos formalismos que actúan como condicionantes a la hora de elegir indumentaria ofreciendo mayor espacio para la innovación.

Consejos para elegir un vestido de novia para una boda civil

El mejor consejo para elegir un vestido de novia para una boda civil es atreverse a innovar, aprovecha la ausencia de ciertos formalismos para atreverte a elegir diseños o colores que se salgan de lo convencional.

Vestido de Novia

El blanco no es el único color para un vestido de novia y si te casas por lo civil, puedes aprovechar por apostar por otros colores que son ampliamente demandados para los enlaces como el gris perla, el champagne, el beige o directamente decantarte por colores más llamativos como el rojo, el verde, el azul o cualquiera que te haga sentir especial, después de todo es tu gran día.

Para una boda civil puedes elegir un vestido largo o corto, todo depende de dónde se celebre el enlace y el tiempo que vaya a hacer, pero los vestidos cortos o transformables pueden ser una excelente opción a tener en cuenta y sorprender a todos con un diseño innovador.

Los encajes y las transparencias forman parte de los elementos sobre los que innovar porque no se encuentran tan limitados por la sobriedad que exige un enlace por la Iglesia, no obstante, recuerda que para tener éxito debes aplicar la regla de menos es más y no caer en excesos que pudieran rozar la vulgaridad arruinando todo el diseño.

Aunque como hemos comentado anteriormente, tenemos un margen más amplio para elegir, tampoco conviene posicionarse en los extremos y es recomendable adherirse a determinadas reglas básicas que aunque no estén escritas en papel de piedra, se dan por por sentado en cuanto a bodas se refiere, como por ejemplo, evitar el color negro en cualquier diseño porque en los países de habla hispana está reservado para los funerales.

 

 

Dejar una opinión